PROYECTO ESTRATÉGICO

Cartografía del Patrimonio Cultural

Uno de los primeros cometidos del Instituto es trazar una radiografía precisa y científica de dicho Patrimonio Cultural en su conjunto, que incluya también restos de otras civilizaciones que, en la actualidad, se conservan en su territorio, bien como fruto de los vínculos históricos que a lo largo de la historia se forjaron con tales civilizaciones o bien por la iniciativa de diversos ciudadanos que, por motivos diversos, atesoraron este tipo de piezas; un asunto coincidente con la línea "Europa en un mundo cambiante: Sociedades inclusivas, innovadoras y reflexivas", establecida en el Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea Horizonte 2020. A este conjunto se añade el análisis de diferentes colecciones patrimoniales que por distintos motivos —expolio, venta, exilio, migraciones...—, se conservan fuera del territorio aragonés.

Se trata, en síntesis, de un proyecto estratégico que permitirá establecer las pertinentes políticas de conservación, difusión y puesta en valor que sólo puede ser acometido de manera transversal e interdisciplinar, por un elenco considerable de expertos de diferentes disciplinas, con un carácter científico que servirá, igualmente, para crear un marco teórico de investigación.

Como punto de partida se toma un modelo de inventario y catálogo abierto, dinámico, interdisciplinar, que utilice como sistema de trabajo las TICs. Un catálogo que trascienda el mero análisis cuantitativo y descriptivo de nuestros bienes culturales, convirtiéndose en una herramienta de interpretación de la realidad que permita trazar la radiografía más exacta posible de cómo es, cómo se conserva, dónde se encuentra, quienes son sus propietarios y cómo se gestiona nuestro patrimonio cultural, más allá de su propiedad pública y privada.

Dicho catálogo permitirá también: a) descubrir bienes que no están suficientemente valorados a partir de los cuales podemos poner en marcha campañas y proyectos puntales de desarrollo local; b) conocer su estado de conservación y establecer estrategias organizadas de conservación y restauración que trasciendan las intervenciones concretas; c) e incluso desarrollar 'un mapa de riesgo', proporcionando una escala de conservación que podría servir para guiar las intervenciones en el patrimonio cultural de una manera ordenada.
+

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad